Cómo motivarse en el trabajo y no morir de aburrimiento en el intento

como-motivarse-trabajo
2 septiembre, 2019 Iván Rodríguez 0 Comentarios

A veces le toca a uno la dura tarea de trabajar en esta vida, ¿qué duro eh? Y nada, que no hay manera de motivarse en el trabajo. Y más aún cuando es verano. Uno solo puede pensar en la playa, el calor, la piscina… ¡STOP!

No vayas por ahí (te dice tu cerebro), trabaja, gana dinero, no seas vago (te trae a la realidad). Pero tú solo quieres huir hacia un lugar más bonito en tu mente, cambiar los 5 cafés que te tomas al día por 5 piñas coladas y escapar de la larga jornada laboral

¿Te suena de algo? ¿Es así como piensas? En ese caso… ¡Tienes un problema!

El mismo problema al que nos hemos enfrentado todos: Trabajar sin motivación. Pero, ¿acaso no hay una forma de salir de esa espiral de sufrimiento interna constante? Por supuesto que sí, y nosotros te lo explicamos.

¿Cómo motivarse para trabajar?

Levantarte un lunes por la mañana y decir “No tengo ganas de trabajar, ¿qué hago?” no tiene por qué convertirse en rutina. Existen técnicas de automotivación para darte la fuerza necesaria para salir ahí fuera y comerte el mundo.

Y sí, hay ciertos factores externos que también desmotivan: la oficina está muy lejos, el compañero es un cansino, el jefe se ha vuelto a enfadar… Pero tranquilo. ¡También te vamos a enseñar a lidiar con todo eso! 

Para ello, vamos a necesitar: 

  1. Aprender a detectar qué causas provocan tu hastío laboral
  2. Saber cómo contraatacar y vencer a esos vampiros motivacionales.

Es necesario que te guste un mínimo lo que haces para poder sobrevivir al día a día. Pero, ¿cómo vas a sentirte autorrealizado o satisfecho si vas a trabajar sin ganas? Te lo descubrimos en las siguientes líneas.

Elementos de motivación laboral:

¿Quieres saber cómo animarse en el trabajo sea cual sea tu situación? Ahora te exponemos los secretos más codiciados para conseguir motivación para ir a trabajar.

Lo primero que debes hacer es identificar algunas de las principales causas de desmotivación laboral y cómo enfrentarte a ellas. Existen 2 tipos: las externas (no podemos cambiarlas) y las internas (en éstas sí podemos incidir).

Las internas serán sobre las que hay que poner todo nuestro empeño. En ellas reside la principal fuente de motivación a la hora de trabajar con ganas y mantener a la productividad de nuestro lado.

Aunque también hay ciertas situaciones que no podemos cambiar y nos afectan negativamente. Pero entonces, ¿cómo motivarse en un trabajo que no te gusta? Bueno, sigue leyendo y lo verás.

Factores externos de motivación “incontrolables”:

Podemos influir poco o nada en dichos factores. Pero lo importante es saber diferenciarlos y tener la certeza de saber cómo lidiar con ellos cuando no hay más remedio que aceptarlos.

  • Uno de los principales enemigos de la motivación laboral es el horario. Una jornada laboral demasiado larga aburre a cualquiera. Por ello, si no puedes hacer nada por volverla más flexible, al menos trata de darte pequeños descansos durante el día, ya sea tomando un café, salir a tomar el aire o una pequeña charla con los compañeros sobre el último episodio de [la nueva serie del momento].
  • Un factor esencial para mantenerse motivado es, efectivamente, el salario. Es aquello con lo que vas a poder darte tus caprichos, alimentarte y pagar tu casa. Un gran trabajo conlleva una gran responsabilidad (y también un salario mayor). Por lo que, si sientes que cobras demasiado poco por tu tiempo, trata de pedir un aumento de sueldo, formarte más para encontrar un trabajo mejor o buscar algo más acorde con el valor de tus servicios.
  • El ambiente laboral es otro de los puntos más importantes a tener en cuenta. Fomentar un buen clima de trabajo con los compañeros es esencial para poder sentirte bien en tus tareas diarias. Invierte un poco de tu tiempo en hablar con ellos y poneros al día. Todos somos seres humanos y tenemos cosas en común, aunque a Manolo no le guste el fútbol o a Paco el cine. Seguro que todos son amantes de las croquetas, ¡hablad de ellas!

Factores internos de motivación manejables:

Para saber cómo motivarse en el trabajo es necesario saber dominar el recurso ancestral más valorado y más difícil de dominar de la historia: nuestra mente.

  • El desarrollo personal es tan importante como la formación. Puede que hayas terminado de estudiar, pero siempre puedes aprender cosas nuevas sobre tu sector. Y todo ello es solo el medio para llegar a alcanzar un ascenso, aumento de sueldo y demás oportunidades en tu carrera laboral. Así que ya sabes, mantenerte actualizado es la mejor opción para no quedarte tú mismo obsoleto y seguir creciendo personal y profesionalmente.
  • Poner en valor tus habilidades y logros dentro de la empresa es un factor fundamental para sentir que tu tiempo sirve de algo. El reconocimiento por parte tuya y la de tus compañeros o jefes es crucial para valorar lo que haces. Si no sabes apreciar los pequeños triunfos que logres por el camino, no podrás sentirte satisfecho ni recompensado con tu trabajo.  
  • La actitud lo es todo. Si no pones un poco de fuerza de voluntad y empeño en tus tareas, ¿cómo quieres sentirte feliz en tu trabajo? Enfréntate a los problemas como retos que solucionar y busca esa belleza oculta que se encuentra en tus actividades diarias, seguro que algo de bueno tienen.

Trucos de motivación laboral

Una de las formas para saber cómo motivarse uno mismo en el trabajo es preguntarse qué es lo que quieres conseguir. Tal vez tengas que hacer un reajuste de tus objetivos o expectativas.

Lo que a algunos les motiva puede no coincidir con los de otros. ¿Qué te motiva a ti? 

Si no sabes responder, no te preocupes, también tenemos los siguientes trucos para darte hasta que lo vayas descubriendo.

A continuación te adelantamos unos consejos muy útiles de motivación para ir a trabajar con ganas:

  1. Manténte alejado del lado oscuro: Trata de ver las cosas que te ocurren de una forma positiva. No te desesperes si algo no sale como esperabas, cualquier error es siempre una oportunidad de aprender y mejorar. Y, si además, te identificas con los mismos objetivos que la empresa, la motivación será mucho más fácil de alcanzar.
  2. Las pausas, el gran amigo del trabajador: Tomarse un pequeño descanso es ese gran empujón que nos merecemos. No es recomendable estar todo el día trabajando sin parar. Tómate un momento de respiro. Date una vuelta por la oficina, relaja la vista del ordenador, responde aquel whatsapp pendiente de tu novio/a… Todo ello contribuirá a seguir manteniendo un buen ritmo de trabajo y de concentración. 
  3. Sé activo: Muchas veces si nos aburrimos es porque queremos. Siempre hay tareas pendientes, iniciativas que podemos tomar, nuevos retos que descubrir… Trata de moverte para no cansarte de la rutina laboral, y si el problema es el sueño, cúbrete de cafeína hasta que se te pase.
  4. Tener una zona de trabajo agradable: Llena tu mesa de vida y comodidad. Una buena iluminación, una silla o una plantita puede hacer mucho bien a tu bienestar físico y mental. Y si, además, puedes escuchar música con auriculares mientras realizas alguna tarea rutinaria, te revitalizará con toda las buena energía que necesitas.
  5. Crea metas y objetivos: Al igual que los filósofos necesitaban buscarle un sentido a la vida, nosotros necesitamos dárselo a lo que hacemos. Sin objetivos claros, no hay motivación que valga. Así que es hora de empezar a plantearte unas metas lo suficientemente atractivas como para hacer que te esfuerces más en conseguirlas, como si de un juego se tratase.
  6. Sal de tu zona de confort: A veces nos relajamos demasiado en rutinas monótonas que solo hacen que nos aburramos aún más. Un nuevo proyecto nos mantendrá más activos y motivados para mejorar y querer llegar hasta el infinito y más allá.

¡Ya no tienes excusas! Para conseguir motivarse en el trabajo, basta con que sigas estos consejos y conseguirás ir un poco más animado que de costumbre. ¿Pero qué pasa si sigo igual de apático? Bueno, tal vez se deba a que necesitas un aliciente extra, como un buen equipo con el que poder rendir al 100% y, en horas bajas, ver vídeos de gatitos o caídas en Youtube para alegrarte la mañana.

Si es así, no lo pienses más y, ¡contacta con Rentoox! Nosotros te ayudamos a escoger tu mejor equipo para que el trabajo se te haga más ameno. Con ordenadores de última tecnología, cubiertos ante cualquier imprevisto y, encima, consiguiendo ventajas fiscales. ¿Te ayudamos?

Leave a Reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *