5 problemas comunes de un ordenador y soluciones

Problemas comunes de un ordenador

 

“Mi ordenador no enciende.”

“Mi pc va muy lento.”

“No funciona el teclado”

¿Te suenan estas frases? Seguro que en algún momento en la vida de tu ordenador has sufrido una de estas situaciones. Pero… ¿cómo saber qué falla en mi PC? Si quieres saber cuáles son los problemas comunes de un ordenador y sus posibles soluciones (ahora o de cara a un futuro cercano) sigue leyendo.

A continuación te ofrecemos una lista con los problemas más comunes que suelen afectar a los ordenadores y cómo solucionarlos. Nunca viene mal estar informado sobre ellos si en ciertos momentos los sufres tú o un conocido cercano. ¡Que no te pille desprevenido!

“Mi pc no enciende”

Es uno de los problemas comunes de un ordenador más frecuentes que te podrás encontrar. Puede ser un síntoma muy simple o demasiado grave. Ante este tipo de averías en los ordenadores te proponemos las siguientes soluciones. Averigua cuál es tu caso:

  • Conecta el enchufe. ¿Demasiado obvio? No te creas. Pasa más a menudo de lo que piensas. Y si no es culpa del enchufe puede que sea la corriente general.
  • ¿Seguro que está todo bien conectado? Puede que el equipo esté enchufado a la corriente. Pero si se trata de un portátil a veces su fuente de alimentación puede no estar bien conectada por algún punto, ya que la batería debe conectarse por dos partes. En el caso de un sobremesa, tal vez se deba a que el monitor no esté conectado. O cualquier otro cable importante. Revisa bien que todos los cables estén bien enganchados. Si a pesar de todo sigue sin encenderse, tal vez te toque cambiar la batería o el cable de alimentación del equipo.
  • El brillo está demasiado bajo. O te estás quedando prematuramente ciego, te han gastado una broma o estabas viendo algo que no debías y quitaste el brillo rápidamente. Sea cual sea tu excusa, si este es tu problema, tiene fácil solución: sube el brillo. 
  • Ten paciencia. Si tu pc no arranca puede deberse a que la temperatura de tu ordenador sea la ideal para preparar una barbacoa en él. Intenta ventilarlo un poco, espera un rato y vuelve a encenderlo.
  • Problemas de hardware o software. Si nada de esto te ha funcionado, te toca llevarlo al médico. Si tu ordenador se enciende pero no arranca Windows, puede que tengas que formatearlo o repararlo. Tal vez tenga un componente estropeado o un virus malicioso. Sea como sea, no te queda otra. Llévalo a un técnico y que le haga un diagnóstico a fondo.

“Mi ordenador no se apaga”

Ante este problema informático existen diversas soluciones. Puede deberse a un error puntual o algo más grave. A veces es suficiente con tener un poco de paciencia, pero si el problema persiste haz lo que te proponemos a continuación:

  • Pulsa Ctrl + Alt + Supr. Se abrirá una ventana donde puedes ver la opción de apagar el equipo o gestionar las tareas que se están llevando a cabo en ese momento y puedan estar interfiriendo en la acción de apagar el equipo.
  • Mantén pulsado el botón de encendido durante 5 segundos. Si tu ordenador se bloquea y no responde durante mucho tiempo, es necesario darle un empujoncito a la fuerza. Una solución más extrema es desenchufar el ordenador de la corriente (o extraer su batería en el caso de portátiles) aunque es una solución poco recomendable por los posibles daños al software o pérdida de datos.
  • Configura el botón de encendido/apagado. En la sección de opciones de energía de tu ordenador, encontrarás el comportamiento del botón de encendido y apagado. Trata de escoger la opción que mejor te convenga para que no se suspenda o apague pasados unos minutos o cuando pulsas el botón.
  • Escanea el pc en busca de virus. A veces un buen antivirus que registre todo tu pc puede solucionar cualquier problema que esté ocasionando este fallo informático. Prueba también a actualizar los drivers del equipo por si alguno está fallando o desinstala programas que instalaste recientemente para averiguar si es una aplicación la que está causando el problema.
  • Reestablece el sistema a los valores de fábrica. Un virus, una saturación del equipo momentánea, una mala configuración en el sistema o un problema con un programa que esté influyendo en el rendimiento del equipo pueden dar fallos así. Un simple formateo o restauración del sistema a un punto anterior puede solucionar cualquier problema de un ordenador que se apaga solo constantemente o directamente no se apaga. 
  • Problemas de Hardware. Si aún así el ordenador no responde, es probable que tu RAM, disco duro o cualquier otro componente estén defectuosos. Ante este tipo de problemas comunes de un ordenador necesitarás llevarlo a un técnico a que lo revise.

“Mi ordenador va muy lento.”

Esta situación se suele deber a problemas de rendimiento de tu ordenador. Para aumentar su velocidad prueba a realizar las siguientes acciones:

  • Instala un buen antivirus si no tienes e inspecciona tu disco duro en busca de virus informáticos que puedan estar afectando a tu pc. Detecta que tú mismo no estés autosaboteando a tu ordenador o tengas problemas de seguridad en internet. Tal vez estés exigiéndole demasiado abriendo 5 programas a la vez mientras ves una película en Netflix y con 7 webs abiertas esperando a ser atendidas.
  • Comprueba tu conexión a internet. A veces echamos la culpa al software y maltratamos al hardware con los clásicos golpecitos. A lo mejor la culpa la tiene ese router malvado que a veces falla. Ve a hacerle una visita y reinícialo. Así aprenderá.
  • Libera espacio de tu disco duro. Muchas veces no nos damos cuenta de que hemos llenado demasiado la capacidad de nuestro equipo. Comprueba que tiene suficientes gigabytes para funcionar correctamente. De lo contrario, te tocará desinstalar algún programa que no utilices y borrar o trasladar a otro disco todo ese contenido que lleva meses cogiendo polvo.
  • Dale aire fresco. Es normal que tengas el problema de que tu ordenador se apague solo o que funcione lento si se sobrecalienta en exceso. Trata de darle un poco de fresquito con un ventilador especial para ordenadores. Sus circuitos también necesitan airearse de vez en cuando. Pueden haberse afectado por el calor del verano. Si la temperatura es demasiado elevada también puedes limpiarlo abriéndolo y limpiando el polvo que haya acumulado en su interior. Aunque para esta labor te aconsejamos que contactes con un profesional.
  • Desactiva programas inútiles. A veces, no nos damos cuenta que estos problemas comunes de un ordenador pueden solucionarse liberando un poco de espacio en el disco. En el administrador de tareas de la barra de Windows podrás comprobar qué programas están consumiendo más energía. En la pestaña de Inicio, fíjate en aquellas aplicaciones que afecten a tu rendimiento y deshabilítalas. Y si no las utilizas a menudo, directamente desinstálalas. De esta forma podrás mejorar sus funciones y aumentar tu productividad.
  • Formatea tu pc para poder dejarlo con las mismas características que venía de fábrica. A veces hay fallos en el sistema operativo indetectables. De esta forma, limpiarás tu ordenador a fondo, desinstalando todas las aplicaciones que sobrecargaban la memoria, dejándolo como nuevo. ¡Pero no olvides antes de guardar todos los datos importantes que tengas insertados en otro disco duro!
  • ¡Jubila tu ordenador! Tal vez no te quede otra más que asimilar que tu pc necesita una sustitución obligatoria. Si ya es antiguo, es posible que necesites un ordenador nuevo que pueda satisfacer todas tus exigencias. Comprende que la tecnología avanza a pasos agigantados. Existen memorias RAM con mucha más capacidad, discos duros SSD que trabajan a la velocidad del rayo y gráficas mucho más potentes que antes. También puedes cambiar alguno de estos componentes, pero a la larga, tendrás que cambiar un nuevo ordenador por completo. Lamentablemente nada dura para siempre, ni siquiera las máquinas, que también acaban deteriorándose.

“El teclado no funciona (o el ratón).”

Nada, que por más que pulses las teclas o hagas click, no consigues hacerlos funcionar. ¿Necesitas comprar uno nuevo? ¿Será por aquella caída de la semana pasada? No te preocupes, ante estos problemas comunes de un ordenador, no hay que alarmarse. Su solución es sencilla y, a las malas, el desembolso por comprar uno nuevo no será muy elevado. Aún así, prueba a arreglarlo de las siguientes formas:

  • Reconfigúralo. Ya sabes cómo funciona el mundo de la informática. A veces por arte de magia algo se desconfigura solo o funciona peor. Trata de acudir a “Inicio > Panel de control > Administración de dispositivos > Click derecho del dispositivo > Propiedades” y vuelve a instalar el periférico para que funcione incorrectamente. Si al reiniciar sigue sin funcionar, prueba lo siguiente. ¡Next!
  • Conecta bien el cable. Puede ser que el cable que va unido al equipo no esté conectado adecuadamente o no esté encendido. ¿No funcionará con pilas? Compruébalo.
  • ¿El teclado escribe lo que le da la gana? A veces pulsamos un botón sin querer y empiezan a aparecer letras extrañas o incorrectas. Prueba a pulsar ALT + Shift o Control + Shift para solucionarlo. Si no se arregla puede deberse a una mala configuración del idioma y necesitarás volver a configurarlo en el Panel de Control.
  • Si no te funcionan ciertas teclas… Puede deberse a problemas con los drivers y deberás actualizarlos a su última versión para que vuelvan a funcionar.
  • ¿El teclado escribe solo? Si no has jugado a la Ouija últimamente, tal vez sea un virus malicioso, solo que en vez de atormentarte un fantasma, lo hace un hacker que se ha introducido en tu pc. Pásale un buen antivirus a todo el sistema para comprobar que te deshaces de él.
  • Si no funciona nada de lo anterior… Intenta limpiar el teclado y todas sus teclas con un buen ventilador y bastoncillos. Si sigue sin solucionarse llévalo a un técnico y usa un teclado virtual mientras tanto.

“No funciona la pantalla del ordenador.”

Este es uno de los errores informáticos más frecuentes que te puedes encontrar. Si tu ordenador se enciende pero no arranca Windows o la pantalla de tu pc se queda en negro, prueba estos consejos:

  • Una vez más, comprueba sus conexiones. Cables bien conectados, pantalla encendida, electricidad activa… Para saber si es problema del monitor, puedes probar a conectarlo a otro equipo en el caso de que lo utilices con un ordenador de sobremesa.
  • Configura el ahorro de energía. Este es uno de los problemas comunes de un ordenador más fáciles de corregir. A veces el monitor está configurado para que la pantalla se apague para ahorrar energía. La solución está en reconfigurarlo en las opciones de energía. 
  • ¿La pantalla se ve torcida o volteada? Prueba a pulsar Ctrl + Alt + Flechas de dirección, para poder poner la pantalla en la posición deseada. Prueba también a pulsar click derecho en el escritorio y dale a “Configuración de la pantalla”. Ahí podrás modificar su resolución y orientación. 
  • Problemas de retroiluminación. Tal vez la imagen se esté mostrando pero no puedas verla correctamente. Trata de iluminar la pantalla con una pequeña linterna para averiguar si es problema de la retroiluminación. Si puedes apreciar imágenes en el pc deberás de cambiar el inverter o, directamente, la pantalla entera si se trata de un monitor LED. 
  • Drivers desactualizados. Si alguna vez la pantalla se te queda en negro y no responde, deberás actualizar el controlador del equipo. Si pulsas el botón Windows + X y pinchas en administrador de dispositivos podrás actualizarlos en la sección “Adaptadores de pantalla” dándole al click derecho. Prueba, además, a actualizar los drivers de la tarjeta gráfica y los de vídeo por si el problema proviene de ahí.
  • Temperatura elevada. Al igual que en casos anteriores, el problema se puede deber a un exceso de temperatura. Esto causa un mal funcionamiento del ordenador, y debe limpiarse a fondo. Hay aplicaciones que pueden ayudarte a reducirla controlando la gráfica o ventiladores que consigan refrigerar el equipo. También es posible que el ordenador necesite una limpieza interna por el polvo acumulado para que funcione correctamente. 
  • Componentes internos dañados. Tal vez el fallo se deba a un problema interno del ordenador. Quizás haya que recolocar la memoria RAM o la tarjeta gráfica esté dañada y haga falta sustituirla. Para saberlo deberá de verlo un técnico especializado para que pueda asesorarte.

 

Estos son algunos de los errores informáticos más comunes que pueden sucederte. Todos estos tipos de averías en un sistema informático antiguo son aún más normales, ya que sus componentes han podido quedar obsoletos o dañados por el paso del tiempo.

Los fallos en el pc son, a la larga y por desgracia, inevitables. Antes o después te encontrarás con cualquiera de estos problemas comunes de un ordenador. Por eso debes estar alerta por si acaso te sucede uno de los problemas incluidos en la lista. 

Si quieres más consejos y soluciones informáticas como éstas síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, InstagramTwitter. Cada semana te sorprenderemos con trucos, información útil y mucho más.

Y si necesitas jubilar tu equipo y conseguir uno nuevo, en Rentoox podemos ayudarte y, además ofrecerte cobertura total y asesoramiento gratuito para que no tengas que preocuparte por nada. Con nuestro renting tecnológico te beneficiarás de múltiples ventajas. Llámanos al 910 39 25 24 o envíanos un mensaje a contacto@rentoox.com y te atenderemos encantados.

Leave a Reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *